5 feb. 2016

Apoyo a las mujeres pilotos árabes …




Elisabeth, nuestra presidenta, miembro de la asociación internacional de mujeres pilotos “The Ninety-Nines”, quiso volver a demostrar su apoyo a sus compañeras aviadoras árabes.
Invitada por la Sección Árabe de “Las 99”, de la que ella forma parte junto con sólo otra piloto de España, viajó a Bahrein del ppdo. 20 al 24 de enero para participar en la Exhibición Internacional Aérea de Bahrein. Con su presencia en el stand de información de “The Ninety-Nines” dio una muestra más de cuanto le importa apoyar a las mujeres árabes ya pilotos y, sobre todo, a las que sienten las mismas ganas y el deseo de serlo en una sociedad en la que la mujer todavía tiene que luchar mucho por poder afirmarse en un mundo aún considerado “de hombres”.
Gracias a una beca “Yvonne Trueman Scholarship”, creada por la piloto octogenaria inglesa, residente en Bahrein, mujeres árabes con menos recursos pueden formarse como pilotos y así realizar su sueño de pilotar un avión.
Toda contenta Elisabeth pudo comprobar cómo habían puesto también una foto suya junto a su velero adaptado y haciendo publicidad visible a SENASA en uno de los rollups con fotos de otras mujeres pilotos de la sección árabe.



El BUK preparándose para su viaje a Alemania



Gracias Iñaqui por llevar este nuevo proyecto que Las Sillas Voladoras sueña y luchará por que llegue cuanto antes de vuelta!!!
“Ya hemos dado otro paso muy importante camino de tener nuestro propio avión…
El 17 de noviembre de 2015, Iñaqui Ulibarri, co-fundador de Las Sillas Voladoras y conocidísimo instructor de SENASA en la escuela de vuelo de Ocaña, se prestó voluntario y ¡sin cobrarnos gastos! a llevar “nuestro avión” para su reparación y, a la vez, su adaptación al manejo manual a Aachen (Aquisgrán), Alemania.
Allí lo esperaba ya nuestro socio Miguel Yaël, que al vivir y volar allí ya había establecido anteriormente el contacto con el taller oficial y también con sus compañeros de “Akaflieg” (en Alemania: asociaciones de las universidades dedicadas sobre todo a las enseñanzas aeronáuticas, elaborando proyectos de estudios para sus carreras, pero también a la formación de pilotos de VSM y divulgación del deporte entre la gente joven).
Sin quedarse ni un día siquiera en Aquisgrán, Iñaqui hizo un viaje relámpago de unos 3.600 km ida y vuelta, con un remolque que SENASA nos cedió también gratis para el traslado del EC-BUK, pagando nosotros únicamente el seguro del viaje.
¡Gracias Iñaqui por este gran gesto de solidaridad y gracias también a SENASA por su generosa colaboración! “

El BUK preparándose para su viaje a Alemania, en Achen lo adaptarán para que lo puedan volar paraplegicos.